Soria, 29 de noviembre de 1999

Quisiera expresar nuestro sentimiento de gratitud y de inmensa satisfacción por la deferencia de Vuestras Majestades al presidir esta reunión del Patronato de la Fundación Duques de Soria.

La Fundación es una iniciativa de S.A.R. la Infanta Doña Margarita y el Excmo. Sr. D. Carlos Zurita, Duques de Soria, a la que han apoyado y alentado día a día desde el primer momento. Por ello quiero expresar delante de Vuestras Majestades nuestra admiración, respeto y agradecimiento a nuestros Presidentes de Honor.

La Fundación que apoya la lengua y la cultura tiene una norma clara de actuación, buscar el máximo rigor en sus actividades y desarrollar un espíritu abierto de colaboración y complementariedad sin ánimo de protagonismo exclusivo.

Nos encontramos en este Convento de la Merced que es exponente de este espíritu. El edificio fue cedido por la Diputación de Soria, se firmó un acuerdo con la Universidad de Valladolid para darle vida plena en complemento de nuestras actividades con una Residencia de Estudiantes que compartimos y la Diplomatura de Empresariales alojada en las aulas que también compartimos y se reacondicionó gracias a la ayuda del Ministerio de Educación y Cultura, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Soria y la Diputación de Soria.

Y aún en su decoración debemos mencionar la generosa aportación de la familia Valdeavellano, la familia Ynduráin y el Centro de Arte Reina Sofía, cuyos cuadros cuelgan en la galería que posteriormente visitarán Vuestras Majestades.