El Instituto del Paisaje de la FDS participa en el Ciclo de Paisajes Culturales del Patronato de la Alhambra y Generalife

Eduardo Martínez de Pisón, director del Instituto del Paisaje, pronuncia una conferencia el jueves, 20 de febrero, por la tarde

El Instituto del Paisaje de la Fundación Duques de Soria: conceptos y trabajos

Eduardo Martínez de Pisón

 

Introducción.

 

El Instituto del Paisaje dela Fundación Duquesde Soria se fundó en febrero de 1999, bajo la dirección de Eduardo Martínez de Pisón, que venía conduciendo los cursos de verano sobre medio ambiente en Soria de dicha Fundación desde 1996. Tal dirección ha permanecido hasta el momento actual.

Previamente, desde 1993, había dirigido tales cursos medioambientales el catedrático de Geografía dela Universidadde Valladolid Jesús García Fernández. Al estar pensados estos cursos como un ciclo trienal, el que correspondió a los años 96, 97 y 98 se consagró directamente al estudio del paisaje, aunque aún en relación con el medio ambiente. A partir de aquí se tomó la decisión de proseguir los siguientes trienios dedicados exclusivamente al paisaje, de modo que el Instituto sería su órgano de  propuesta y coordinación, al mismo tiempo que emprendería otras actividades educativas, de investigación y de aplicación.

El primer comité rector en 1999 del Instituto estuvo formado, además de por su director, por un coordinador, un secretario y nueve miembros destacados en distintas especialidades como geografía, biología, ecología, cultura, urbanismo, paisajismo, ingeniería forestal y de obras públicas, aspectos jurídicos, planificación, política y gestión. En ese momento se concebía el Instituto inserto en la tradición científica del estudio del paisaje en España, que había adquirido especial rigor y método en los trabajos geográficos universitarios y, particularmente, en la escuela del profesor Manuel de Terán y sus discípulos, a la que pertenecían el anterior encargado del ciclo, el profesor García Fernández, y el director del Instituto, así como varios componentes del comité. Como, además, la evolución de los estudios científicos sobre los paisajes había experimentado con los años la incorporación de nuevas materias y puntos de vista, se requerían visiones globales, puestas al día múltiples e intercambios de conceptos, experiencias y técnicas de trabajo. Por ello se consideró oportuno destinar los siguientes ciclos a estas revisiones, enseñanzas e informaciones recíprocas. Para evitar la dispersión se trabaron también reuniones de expertos en diferentes disciplinas que centraron sus perspectivas distintas y sus lenguajes alrededor de la idea de paisaje. Un trabajo de campo en común en cada seminario proporcionaría complementariamente la posibilidad de aplicación de la teoría a una práctica concreta en las proximidades de la sede dela Fundaciónen la ciudad de Soria. Al publicarse en forma de libros los resultados de estos encuentros y cursos, se difundían tales conocimientos ayudando así a promover una cultura del paisaje.

Por otra parte, se constataba entonces otra necesidad, incluso más urgente: contribuir a una mejora en la conservación y gestión de los valiosos paisajes españoles, no sólo desatendidos en general sino en numerosos casos directamente amenazados. La conservación de la naturaleza y la protección del patrimonio cultural estaban condicionadas teóricamente por sus propios caracteres, incluso polarizadas en la biología y en el arte, sin incorporar conceptos paisajísticos, y en la práctica se disociaban en normativas y en entes de gestión incomunicados. El paisaje quedaba olvidado o era concebido como un ornato secundario. Con ello, cualquier manifestación global en la preservación del territorio desaparecía.  Por tanto, el Instituto debería emprender tres acciones complementarias de estudio, propias de expertos: catalogar y valorar los paisajes concretos, enseñar las técnicas de confección de atlas del paisaje y actuar en trabajos aplicados sobre cuestiones de relevancia que lo requirieran, dentro de su ámbito de trabajo, localizado inicialmente en Soria, Madrid y alrededores, y luego también en Ciudad Rodrigo.

Con estos fines, el proyecto genérico del Instituto se fue decantando en dos actividades básicas: por un lado, unos Seminarios, docentes o de ponencias y debates, con contenidos más conceptuales y metodológicos, y unos Talleres, también docentes y de investigación, destinados a la identificación, catalogación y valoración de paisajes concretos, particularmente en Castilla y León, o a la aportación de propuestas expertas en casos específicos, como ocurrió en Soria, Béjar o Atapuerca. El Instituto del Paisaje nació así con espíritu integrador como un centro de coordinación, entre otros, de los diferentes grupos dedicados al estudio del paisaje en sus diversas facetas.

Mientras tanto, la existencia de  un creciente interés por el estudio y la conservación de los paisajes se plasmó externamente en el  Consejo de Europa, que elaboró un documento fundamental de conservación y gestión de los paisajes, el Convenio Europeo del Paisaje, firmado por España, en cuyo marco general el Instituto ha encontrado una referencia para su actuación y su permanencia.

 

 

 

Seminarios

 

La actividad desarrollada por el Instituto del Paisaje dela Fundación Duquesde Soria ha seguido estos presupuestos, concretados en actividades teóricas y prácticas, desde antes de su fundación, a partir de 1996, hasta 2014. En primer lugar indicamos los aspectos conceptuales, metodológicos y culturales.

El Instituto ha procurado tener una relación habitual con otros grupos y profesionales interesados en el paisaje, con colaboraciones en los seminarios y en las publicaciones. Muestras de ello son las cooperaciones con el Observatorio del Paisaje de Cataluña y con Universidades de España, Francia, Portugal e Italia, así como con profesores y profesionales de numerosos centros españoles. Prueba también de ello son sus 112 colaboradores como ponentes, comentaristas, profesores e investigadores y sus 12 libros editados con los resultados de tales seminarios, cada uno compuesto por las aportaciones de los distintos ponentes a cada seminario, sin contar la notable cantidad de alumnos y becarios de nivel superior de muy variadas procedencias que participaron en cursos y seminarios.

De este modo, una de las actividades clave del Instituto ha sido la organización de un Seminario anual en la sede dela Fundaciónen el Convento dela Mercedde Soria. Como antes se ha indicado, el Instituto tuvo como precedente el trienio de Seminarios de Medio Ambiente dirigidos por Eduardo Martínez de Pisón, dedicados al paisaje, uno en su relación con el medio, el segundo sobre paisajes de montaña y el tercero sobre la protección de los paisajes. Fundado ya el Instituto se mantuvo el planteamiento lectivo y trienal del anterior Seminario de Medio Ambiente, aún con alumnos, lecciones y coloquios, cambiando de director cada ciclo. Los tres Seminarios primeros fueron así dirigidos por Florencio Zoido Naranjo, Catedrático de Análisis Geográfico Regional dela Universidadde Sevilla, reconocido experto en paisaje, con el título general de «Paisaje y ordenación del territorio», tratando en ellos su conocimiento y su evaluación, su protección, gestión,  planificación y ordenación.

En el ciclo siguiente del Instituto el término “Paisaje” centró  definitivamente el contenido de los seminarios, que pasaron a concebirse como reuniones de investigación y debate, de intercambio de ideas y métodos, en los que participó un número reducido de profesores y  de estudiantes avanzados. Además se realizaron preceptivamente excursiones en relación con los temas tratados en las sesiones de gabinete: “Campos, ‘tierras altas’, valles y montañas en la visión cultural del paisaje soriano”, “El paisaje dela Sierrade Pela”, “Sierras llanas, altos y parameras”. De este nuevo ciclo trienal de seminarios, ya en los años  2003, 2004 y 2005, se hizo cargo Nicolás Ortega Cantero, Catedrático de Geografía Humana dela Universidad Autónomade Madrid. Se planteó en ellos un acercamiento al paisaje que tuvo en cuenta las complementarias dimensiones (científicas y artísticas, explicativas y comprensivas) puestas en juego, en referencia a los componentes naturales y culturales del paisaje, a sus conexiones con la memoria histórica y la identidad nacional, y a sus imágenes de variado signo, como las literarias, pictóricas, cartográficas y geográficas.

Al concluirse este ciclo, el Seminario del Paisaje, sin cambiar de orientación, pasó a ser dirigido conjuntamente por Eduardo Martínez de Pisón y Nicolás Ortega Cantero, acabando también su periodicidad trienal. Los seminarios siguientes se dedicaron la presencia y la conservación del paisaje en los Parques Nacionales, a la recuperación del interés por el paisaje en diversos campos intelectuales y profesionales, y a los valores que se atribuyen a los paisajes. Las excursiones correspondientes fueron  a «Veruela y el Parque Natural del Moncayo», «Tres paisajes protegidos del Occidente soriano: Calatañazor y su entorno rural, el Burgo de Osma y su casco histórico y el Cañón del Río Lobos» y «Los paisajes sorianos de Machado». En 2009 el seminario versó sobre “El paisaje: valores e identidades”; en 2010 se trasladó al Palacio de los Águila de Ciudad Rodrigo, también sede dela Fundación Duquesde Soria, al tomar la forma de un Encuentro luso-español sobre el patrimonio paisajístico, formato que siguió en 2011 con el título de “Paisaje y Patrimonio”. En 2012 el seminario pasó a convertirse, por cuestiones de financiación, en un largo ciclo de conferencias, y en 2013 reanudó sus reuniones internacionales en Soria con un encuentro sobre “Viajes y paisajes”, con una excursión al Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila (Burgos).

Además del Seminario del Paisaje el Instituto ha organizado reuniones de similares contenidos, por ejemplo un Encuentro sobre «Historias del paisaje», dirigido por Nicolás Ortega Cantero, en el que participaron investigadores de campos como geografía, historia, historia de la economía, historia del arte, arquitectura, ingeniería y algunos profesionales, que también se publicó. A estos actos se han sumado numerosas conferencias públicas en Soria desde1996 a2013. Los Talleres de Paisaje han procedido a realizar, como indicamos en el apartado siguiente, una investigación que se desarrolla de forma regular a lo largo del año, elaborando sucesivos informes parciales. De este modo, el Instituto del Paisaje ha logrado ser creador finalmente de equipos de investigación, actualmente de dimensión internacional, y ha pasado a convertirse en un núcleo intelectual dedicado en España a estudiar el paisaje y a promover el necesario respeto a sus valores.

 

Los Talleres del Instituto del Paisaje

El proyecto general de los Talleres del Instituto del Paisaje es la realización de un Catálogo de Paisajes de Castilla y León. En relación con este proyecto, dirigido como el resto de los Talleres por la doctora Concepción Sanz Herráiz, del departamento de Geografía dela UAM, se desarrollaron, primero, diversos talleres de investigación en la provincia de Soria, cuyas respectivas memorias se encuentran enla Fundación: las montañas de Urbión, Cebollera y Cameros,la Ciudad de Soria , las fuentes del Duero y los paisajes del Duero en la ciudad de Soria, apoyados en sus resultados por un proyecto en SIG y Sistemas de representación gráfica y cartográfica de los paisajes catalogados. En un segundo taller de investigación se estudiaron los paisajes sorianos de la montaña septentrional: Sierras de Cameros, Sierra del Hayedo de Enciso, Sierra de Alcarama, El Moncayo y las pequeñas sierras que sirven de enlace entre éstas (Sierras de El Rodadero y del Almuerzo); los paisajes urbanos de El Burgo de Osma y los asentamientos rurales del sector occidental de la provincia. Algunas investigaciones para llevar a cabo talleres docentes se desarrollaron también en los paisajes fluviales de las Riberas y Vegas del Duero desde la ciudad de Soria hasta el contacto de la provincia con la de Burgos, los paisajes del corredor Soria-San Leonardo de Yagüe y las Parameras de Cabrejas y Nafría y el paisaje de las cumbres del Urbión.

El Instituto del Paisaje de la FundaciónDuquesde Soria tiene en marcha a través de sus Talleres una investigación más concreta, en conexión con la anterior, sobre los paisajes sorianos. Tales talleres se iniciaron con objeto de realizar el Catálogo de los Paisajes de Soria y su objetivo fue conocer y difundir el patrimonio paisajístico de la provincia, así como hacer un diagnóstico del mismo. Dada la importancia del río Duero en la configuración de algunos de esos paisajes, vinculados a sus propias riberas, a sus sotos y a las vegas de las llanuras aluviales, se llevó a cabo un taller dedicado a los denominados “Paisajes del agua en Soria”. El Instituto, al tener conocimiento de un proyecto llamado Ciudad del Medio Ambiente en las proximidades de Soria, realizó un estudio sobre las transformaciones paisajísticas que podría producir esta intervención en  el lugar previsto para su implantación. Ese estudio lo llevaron a cabo especialistas en paisaje y contiene un análisis desde esta perspectiva. En él se tuvo también en cuenta, como es natural, la proximidad del futuro enclave urbanístico al yacimiento arqueológico de la ciudad de Numancia, con toda su carga histórica y simbólica.

Otro estudio realizado por el mismo equipo trató las potencialidades de uso de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca y su entorno, con los siguientes objetivos: delimitación del área situada bajo la influencia directa del yacimiento de Atapuerca, evaluación de esta influencia  en función de la proximidad al BIC y los caracteres propios de cada sector del entorno, análisis de las características del paisaje que rodea el yacimiento de Atapuerca, influencia de cada uno de los elementos del entorno en el yacimiento, potencialidades de uso del entorno del yacimiento, recursos medioambientales, culturales y paisajísticos, riesgos para el yacimiento e impactos paisajísticos. Como el yacimiento se localiza en un sector reducido, para el reconocimiento de los recursos paisajísticos de su entorno se establecieron tres áreas envolventes: la inmediata, formada por  la pequeña sierra de Atapuerca y los valles que la rodean. En el entorno medio se localizaron las atalayas desde las que se divisa la sierra y sus corredores de acceso. El entorno alejado constituye el conjunto de planos de fondo del yacimiento y su marco. Se procedió a la cartografía y valoración de las unidades de paisaje detectadas y a una  propuesta de ordenación de los recursos paisajísticos dela Sierra.

Otro de los proyectos de los Talleres del Instituto del Paisaje de la Fundación Duquesde Soria consiste en el catálogo de los paisajes de la provincia de Salamanca (Verla página web paisajesdesalamanca.es). Los primeros talleres se dedicaron al sector más occidental de la provincia. En ellos se investigaron los paisajes urbanos: Ciudad Rodrigo, los paisajes fluviales: ríos, Águeda, Huebra, Yeltes, y Camaces, y los paisajes rurales: las dehesas salmantinas. Los objetivos particulares de este estudio son los siguientes: desarrollo de una metodología de estudio orientada a su aplicación en las políticas públicas y en la gestión territorial. Analizar y valorar los paisajes desde los aspectos reconocidos como patrimonio. Compilar el conocimiento científico que sirva de base a la investigación. Abrir cauces de participación pública para conocer la opinión de la población sobre sus paisajes. El catálogo se realiza también con una finalidad educativa. Se trata de sensibilizar a las poblaciones en la conservación, evolución y disfrute de este recurso, manteniendo la calidad del marco de vida y aprovechando su potencial productividad para el empleo y el desarrollo local como sugiere el Convenio Europeo del Paisaje.

 

Como director del Instituto sólo me queda agradecer el entusiasta y sólido trabajo de sus colaboradores, asiduos u ocasionales, a quienes lamento no poder nombrar en esta nota uno a uno por razones de espacio, pues sin su empuje, generosidad y talento ese foco de pensamiento, de reunión y actividad no hubiera podido sobrevivir. Y, naturalmente, ala FundaciónDuquesde Soria, que lo alberga, mantiene y alienta como algo ya propio de su identidad, con altura de miras tan  particularmente destacable.

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

García Carballo, Á. (2009): “La labor del Instituto del Paisaje de la Fundación Duquesde Soria”, Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, 51, pp. 454-456.

 

Martínez de Pisón, E. y Ortega Cantero, N. (eds.) (2012): Paisaje y patrimonio. Madrid, UAM ediciones y FDS, 211 pp. (Nota: Contiene la relación completa de colaboradores, autores, publicaciones y trabajos del Instituto del Paisaje dela Fundación Duques de Soria hasta 2011).

 

Ortega Cantero, N. (2010): “El Instituto del Paisaje de la Fundación Duquesde Soria”. Estudios Geográficos. Vol. LXXI, 269, pp. 677-685.



[1] Esta ponencia está basada en datos extraídos de  diversos trabajos del autor realizados conjuntamente con  los profesores Nicolás Ortega Cantero y Concepción Sanz Herráiz, ambos catedráticos de geografía dela Universidad Autónoma de Madrid y miembros del Instituto del Paisaje dela Fundación Duques de Soria.


« Esther Isabel Prada Llorente, colaboradora del Instituto del Paisaje, publica el libro “Dibujando el paisaje que se va” José María Rodríguez-Ponga participa en la inauguración del II Seminario Internacional de Imaginarios Sociales »

mas menos imprimir imprimir

Hoy es jueves, 27 de junio de 2019